Creación de personajes I. Definiendo tu personaje.

Crear un personaje no suele suponer un problema para ningún ilustrador o escritor. Solo necesitamos una idea general de cómo queremos que sea para empezar a trabajar. El problema llega cuando intentamos encajarle en alguna de nuestras obras y trabajos o cuando tenemos la necesidad de integrar más personajes en estos.
En ocasiones, también puede suceder, que tengamos muy claro el personaje que queremos porque, el torrente de ideas sobre nuestra próxima historia se ha “desatado” y, sin embargo, no sabemos realmente cómo darle forma o, que queramos participar en un concurso y estas ideas no nos lleguen.

Así pues, el primer paso y, a su vez, el más importante en la creación de personajes, es saber definirlos. Y dirás, ¿a qué te refieres con definir un personaje? ¡Muy fácil! Al esquema, a aquello que te permita poder empezar a desarrollarlo y comenzar con su historia. Dicho de otro modo, nos estaríamos refiriendo a las nociones básicas o “pinceladas” con las cuales podrás construirlo.

En teoría, cuando creas un personaje, debes ser capaz de responder estas tres preguntas:

  • ¿Quién es?
  • ¿Cómo es?
  • ¿Cuál es su historia?

La primera pregunta hace referencia a sus datos biográficos, la segunda se centra en la descripción del personaje, tanto en su plano físico, como en su psique o plano psicológico y la tercera se corresponde con el argumento del cual es partícipe o su historia.
En este apartado, nos quedaremos con las dos primeras preguntas:

tablapersonaje

Además, como solo estamos definiendo al personaje y no necesitamos entrar en detalles, de momento, dejaremos a un lado su descripción psicológica y nos centraremos en quién es y cómo es físicamente.

Para responder a la primera pregunta, basta con que tengas claro la información más básica, esto es, el nombre, la edad, dónde vive y cómo lo hace. Estos datos son importantes debido a que juntos conforman el contexto del personaje (todo aquello que va a influir en él). En muchas ocasiones vas a tener claros estos aspectos, pero siempre es recomendable que puedas apuntarlos en algún lado.

8qe3Eyl2
En serio, uno de estos puede convertirse en tu próximo superhéroe.

¿Mi consejo? Compra un cuadernillo o una libreta y llévalos contigo. Así, cuando tengas una idea (o te venga la inspiración), puedes apuntarla rápidamente.
Muchas veces no nos encontramos en la comodidad de nuestras casas para poder dar forma a estas ideas y cuando regresamos del trabajo o de nuestras actividades diarias, comprobamos que o no nos acordamos de ellas, o se han desvanecido tanto que lo que creemos recordar ya no tiene nada que ver con lo que originalmente habíamos pensado.

En mi caso, yo tengo varios de estos cuadernillos repletos de anotaciones y de dibujos. Nombres, perfiles de personajes, anotaciones diversas… En cualquier lugar y en cualquier momento, estos cuadernillos pueden ser nuestros salvavidas de ideas y convertirse en verdaderos tesoros personales. ¡Ey! ¿A quién no le ha pasado aquello de estar durmiendo tranquilamente y despertarse con una “gran idea”? Pues a todos nos ha ocurrido y, después, cuando despiertas a la mañana siguiente, ya no te acuerdas ni de la mitad. Hazme caso, ten una libreta de estas siempre a mano, incluso al lado de tu escritorio o mesilla de noche y, si da la casualidad de que Morfeo te abandona unos instantes o el demonio del insomnio te ataca y como recompensa te llega ese nombre para un próximo personaje, ese lugar donde puede desarrollarse una historia o cualquier otra cosa que se te ocurra, inclínate, tantea el lápiz y aunque las legañas quieran impedirte tu objetivo, apunta… ¡Apunta, apunta, apunta! ¡No pierdas esos detalles! Créeme, cuando despiertes por la mañana y veas tu cuadernillo, serás feliz.

Después de que tengas anotados los datos biográficos más relevantes de tu personaje, puedes empezar a perfilarlo y aquí te puedo mostrar un sinfín de posibilidades.
Si te gusta dibujar, dibújalo. Haz un boceto o desarrolla un poco más el dibujo y no te olvides de consultar tus anotaciones. ¿Y qué pasa si no se me da bien dibujar? No pasa absolutamente nada.

Crea un muñeco muy básico y colócale algunos detalles “mal puestos” como se suele decir.ejemplo definir personaje Lo importante es que señales lo más relevante de esos detalles, tal y como ves en la imagen. De este modo, tendrás la suficiente información visual y en tu mente, el personaje tomará forma. A partir de estas nociones muy básicas, podrás irle agregando detalles conforme vayas desarrollando tu historia.

Si te dedicas a hacer ilustraciones, un dibujo esquemático también puede ayudar a poner en orden tus ideas antes de comenzar a bocetar o con la creación de la ilustración en sí.

Estos medios son los más rápidos a la hora de definir un personaje. No obstante y si quieres definirlo físicamente de forma más detallada (y tu tiempo te lo permite), puedes hacer uso de videojuegos como la saga de Los Sims en los que puedes crear tu personaje para darte una idea visual de cómo lo quieres realmente. Yo, personalmente, utilizo Los Sims 3 para esto cuando no tengo prisa (o más bien, tengo tiempo de jugar un ratillo).

capturacasV
Imagen del creador de sims (CAS/CUS) de Los Sims 3

Existen otros juegos online donde puedes crear tu propio avatar que también pueden resultarte útiles para esta labor. Basta con buscar por la web para que comiencen a aparecer páginas de este tipo. Sin embargo, si no dispones de mucho tiempo libre o, simplemente, no te apetece utilizar este método, siempre puedes recurrir a los dos primeros que, por otra parte, son los más recomendables.

Como verás, definir un personaje no es difícil en absoluto. Acostúmbrate a pincelar o hacer un esquema del personaje que vas a crear antes de hacerlo para tener claro cómo va a ser realmente y si es eso lo que estás buscando. Gracias a esto, podrás cambiarlo cuantas veces desees antes de lanzarte a su creación (en el caso de una ilustración) o a escribir la historia en la que participará.
Normalmente, cuando se trata de dibujar, los ilustradores que trabajan para alguien más deben seguir las indicaciones de sus proveedores o de sus clientes a la hora de diseñar sus personajes. No obstante, cuando se trata de creaciones propias, resulta muy interesante seguir estos primeros pasos.

Próximamente, trataremos el tema de la etopeya o descripción psicológica del personaje, pero antes practica estos primeros pasos y pequeños consejos. Verás cómo pronto adquirirás el hábito de definir a tus personajes y con ello, tendrás muchas ideas esperando el momento adecuado para darles forma.

2 Comments on “Creación de personajes I. Definiendo tu personaje.

  1. Pingback: Creación de personajes II. El interior de tu personaje. « Saclae's Art & Design

  2. Pingback: Más que una imagen. Creación de personajes en tus obras literarias. – Verónica Monroy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: