Escisión

No quise verme encerrado entre tantas preguntas sin respuesta. Aún con una mirada tuya siento que el alma quema y desea esparcir el polvo de las llamas de mi mente. Corro y me veo correr más allá del laberinto de la perdición escondida. Sé que allí te encontraré entre las zarzas de mi derrota, como un espíritu expectante de verme hincar las rodillas en la arena de la discordia.
Sonríes con tus ojos de pesadilla y te deleitas con mi caída. Confíe en las alas que ahora son espadas y sus plumas de frío acero se clavan, se clavan, se clavan…

No voy a llorar, no te alimentaré con lágrimas. Arrancaré de tu oscuro rostro la máscara y cuando mi último aliento se funda con el viento, me convertiré en vida, me transformaré en tiempo.

Y tú te marcharás y no regresarán las madrugadas, ni los besos escondidos ni las risas del alba. Pero, seré libertad en el abismo, un fénix sin llamas.
Pisaré la tierra del nuevo camino.
Caminaré sobre las revoltosas aguas.
El olvido gritará tu nombre
y ya no tendrá importancia.

“Escisión” por Verónica Monroy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: