¿En qué género encaja mi novela?

¡Hola a todos! Hoy toca hablar de un tema que a muchos escritores les causa dolor de cabeza y es la temida “catalogación” de nuestra obra en un género u otro. Varios se preguntarán por qué es necesaria esta clasificación y otros tantos resoplarán a la par que piensan dónde puede encajar mejor su novela, aunque, si bien es cierto que la elección del género es un acto tedioso, resulta indispensable para que nuestra obra pueda ser encontrada de una manera más fácil y los lectores opinen sabiendo lo que debían esperarse.

¿Qué es el género de una novela?

En primer lugar, debemos diferenciar el “género literario” con los “géneros narrativos”, a pesar de que a estos se les denomina simplemente como “géneros” para economizar y ahorrarnos terminología. Los tres géneros literarios son la narrativa (novela), la lírica (poesía) y el drama (el teatro). Dicho esto, lo que nos compete en esta entrada son los subgéneros en los que se organizan estos tres y nos enfocaremos, principalmente, en los narrativos.

Los géneros narrativos, pues, son las categorías en las que podemos encajar nuestras obras y que definen, a grandes rasgos, contenido común entre estas y los escritos de otros escritores. 

¿Cómo defino el género de mi obra?

Ahora que ya sabes la definición, deberás tener en cuenta algunos aspectos importantes. El primero es que, a la hora de elegir el género, olvídate de los matices de tu obra. Sí, tu obra puede tener características de varios pero tienes que saber cuál es el predominante o, lo que es lo mismo, qué rasgos tiene tu obra que comparta con otras (y no, no me vengas con que la tuya es original, no estamos hablando de eso).

Por ejemplo, una obra de fantasía contendrá elementos “no reales” como criaturas no humanas en contextos, medievales o de épocas pasadas (aunque pueda desarrollarse en la actualidad), contiene magia y la resolución de los problemas ocurre gracias a aspectos sobrenaturales y no reales. Con esto, creo que se puede ver con claridad los aspectos predominantes y que comparten muchísimas obras. A continuación te dejo los géneros narrativos (seguro que alguien añadiría alguno más, pero estas son aquellas clasificaciones que te permitirán catalogar casi cualquier obra):

Fantasía: Prevalecen los elementos mágicos sobre los realistas y cuyas tramas están protagonizadas criaturas fantásticas que conviven con la presencia de humanos, ya sea con habilidades sobrenaturales o no. Gran presencia de la magia y otros elementos que, sin necesidad de la acción humana, tienen un peso importante en la obra y su existencia no es ajena a los personajes.

Sobrenatural: Presencia de elementos fuera de lo común o considerado “normales” que se relacionan con los humanos. Aplica tanto a criaturas como a personas, pero su diferencia fundamental es su desarrollo en sociedades que no creen en la magia o actuales.

Terror: Se busca causar desasosiego y ansiedad en el lector. Puede contener tanto elementos realistas, como sobrenaturales. La muerte está muy presente y los personajes viven situaciones extremas y negativas, causadas por un agente que les hará sufrir durante toda la obra.

Novela negra: También conocida como “Thriller (suspense)” por el préstamo del inglés. Suelen tratar temas que mantienen en vilo al lector y como trama principal se establece el intento de resolución de un caso mediante diferentes pistas, protagonizado, en muchas ocasiones, por la policía.

Ciencia ficción: Su base se encuentra en la tecnología, ya sea humana o alienígena. La trama se desarrolla,en la mayoría de las ocasiones, en un contexto futurista. En ella se presentan elementos derivados de la tecnología como descubrimientos científicos, robots, estudio de otros planetas, etc.

Romántica: El argumento se centra en las relaciones de amor o desamor de sus personajes y la trama gira, siempre, en torno a ellos. Contiene gran carga sentimentalista y trabaja con las diferentes visiones y estadios del “amor”.

Histórica: Los hechos acontecidos durante la novela se desarrollan antes del siglo XX-XXI, aunque, si el argumento se data durante un acontecimiento importante del XX, como, por ejemplo, la Segunda Guerra Mundial, también se enmarcaría en este género. En este tipo de novelas se puede ser testigo de las diferentes sociedades en las distintas épocas.

Contemporánea: Este tipo de novelas se enmarcan la actualidad. Son frecuentes los contextos urbanos y tratan temas comunes y cotidianos. Podrían datarse desde el siglo XX hasta nuestros días.

Acción y aventura: Los personajes deben pasar por diferentes pruebas para conseguir un objetivo. La obra contiene acción en grandes dosis, diversidad de escenarios y de temáticas, aunque, una de las más comunes se corresponde con los buscatesoros o cazadores de recompensas. Para establecer este género como principal en una novela, no deben aparecer elementos fantásticos.

Infanto-juvenil: Novelas destinadas para los lectores más jóvenes. La edad oscila entre los 0-13/14 años. En ellas se pueden encontrar valores, poseen un carácter didáctico más allá del puro entretenimiento y hablan sobre diferentes aspectos de la vida para la familiarización del pequeño según se vaya cumpliendo su desarrollo.

Erótica: Se trata de un “género” controvertido, ya que algunos no lo catalogarían como tal, en cuanto a que es un matiz de la novela en cuanto a la carga sexual que contenga y otros sí, debido a que consideran que el libro solo puede definirse por esto mismo. En este caso, te dejo a ti la elección de si poner esta clasificación como principal o dejarla para matizar tu obra.

Pero yo he visto otras categorías…

De seguro no te resultará raro ver, por ejemplo, “Fantasía épica” o “Fantasía oscura”. Este tipo de definiciones, como tal, no denotan el género de una novela, sino que lo matizan. A veces, incluso, para lograr esto, se puede ver una mezcla de géneros “Histórica-romántica”. Con lo cual, después de que has establecido el género principal de tu novela, puedes, añadirle otros subgéneros que te ayudarán a definirla mejor de cara a los lectores. El procedimiento es sencillo ¿no?: Género +subgénero o “matiz”. Por ejemplo, si tu novela es una novela negra o thriller y tiene, además, partes de romántica o sobrenatural, deberías expresarlo así: Novela negra/Thriller sobrenatural o romántico.

Algunos de estos subgéneros son: épico, sobrenatural o paranormal (este se ha acabado convirtiendo en género), Z (novelas de zombis), gótico, erótico (aunque aquí, depende de cómo lo interpretes), urbano, rural, LGTB, etc…

Muy importante no confundirlos con los hastags o etiquetas de contenido que, como su propio nombre indica, nos hablan de algunos contenidos que podemos encontrar. Por ejemplo: #dragones, #amor, #guerra, #amistad… etc.

¿Y si mi libro no se puede catalogar en esos géneros?

En ese caso no estamos hablando de una novela, sino de otro tipo de obras. Aquí, por ejemplo, podríamos encontrar los libros de autoayuda (destinados a la reflexión, trabajo de la personalidad y la autoestima, terapias alternativas…), didácticos (educativos, con una finalidad de enseñanza, en los que podemos incluir manuales de todo tipo), académicos (donde se exponen estudios), humorísticos (pensados para hacer reír) y las diferentes antologías (colecciones de poesías o de relatos).

Para finalizar…

Como en todo y, conforme pasa el tiempo, se van añadiendo más categorías, pero a grades rasgos, podrás clasificar tu obra sin muchas complicaciones si sigues los pasos que te he presentado. Recuerda: Género + subgénero/subgéneros o matiz/matices o Tipo de obra + matiz/matices.

Al final, la última decisión la tienes tú y nadie mejor que tú será quien conozca tu obra. Ánimate, es más sencillo de lo que crees y, a la larga, si clasificas bien tus obras y no las tratas de “abstractas” tus lectores actuales y futuros te lo agradecerán.

One Comment on “¿En qué género encaja mi novela?

  1. Pingback: Sobrenatural, ¿género o subgénero? – Saclae's Arts & Design

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: