Valoración de este 2017 y ¡Felices Fiestas!

Por estas fechas es común que, aunque no se quiera, cada uno hagamos una valoración del año que está a punto de concluir. En mi caso, si bien soy de aquellos que reflexionan en silencio, este año me veo en la no solo obligación, sino también desde el agradecimiento, de valorar este 2017.

Después de un año insulso, en el que realmente no encontraba motivaciones, como fue el 2016, el 1 de Enero del 2017 me propuse, me dije y quise convencerme de que este sería un gran año, que había que luchar porque lo fuera… y así ha sido. A finales de febrero, decidí lanzarme a la piscina de la autopublicación y agradezco todos los días, no sabéis cuánto, el haberlo hecho. En la actualidad, si no tenemos padrinos, nos vemos obligados a esperar a que confíen en nosotros, a insistir, ser pesados y, aun así, esperar a que alguien fije su mirada en tu currículum (un listado frío de habilidades y experiencias que no habla más allá de ti que la mera objetividad de unos datos) de los tantos otros que están alrededor. Valemos, todos nosotros valemos y todos y cada uno de nosotros destacamos por algo, y solo nos queda luchar por demostrarlo. Eso fue lo que decidí yo en aquellos días finales de febrero. Había leído el fallo del jurado del Premio Lazarillo 2016, había visto que Armais había quedado el 4º finalista y me dije… ¿y por qué no?

A partir de ahí, comenzó mi aventura por la literatura independiente. Con un comienzo difícil, como el de cualquiera, pero que con insistencia y dedicación fue iluminándose. Desde el principio, lejos de esperar a que me compraran el libro los más cercanos, decidí involucrarme en los grupos literarios independientes de facebook, con mi libro, mi blog de ilustraciones y enseñanzas de escritura creativa, en definitiva, con lo que yo era. Pronto advertí que éramos y somos muchos, pero estaba decidida… He estudiado una carrera de letras con el fin de escribir mejor, con el fin de tener mis propias novelas. Ilustro para mí y me gustaría ilustrar para todo aquel que quiera confiar y le guste lo que hago, así que no iba a ceder, no iba a darme por vencida. Sí, es cierto, Armais no vendía nada. Entre que era novata en este mundillo y que Armais, de por sí, es literatura infanto juvenil (una literatura que, por desgracia, aun tiene muchos prejuicios), pues no obtenía muy buenos resultados. Pero insistía, seguía insistiendo. Entonces tuve la suerte de encontrarme con el grupo LLEC, al que siempre estaré agradecida donde me aceptaron, ayudaron, enseñaron y adentraron en el mundo independiente. Su creador, que me dio la oportunidad de leerme y de ver cómo trabajo, también confió en mí como correctora, hasta el punto de trabajar juntos por el mismo grupo que me acogió y me dio la oportunidad de hacerme ver.

A partir de este momento, conocí a muchas personas, muchos, escritores, lectores y blogueros. Desde hace años, tengo bastante claro cómo soy, me conozco muy bien y nunca tengo tabús en hablar a los otros sobre cómo voy a actuar o reaccionar, porque sé con seguridad que así será. Sé que tengo un carácter particular, bromista y luchador, pero también muy radical en todo aquello que yo crea o siente que me hará más mal que bien. Y puede que esto sea un defecto, no lo sé, pero tampoco me importa. No quiero callar para agradar a quien no le interesa agradarme y no sirvo para actuar con cinismo. Soy alguien que siempre ha ido a lo suyo, que trabajo para mí y para los que confían en mí y me aprecian. Ojo, tampoco soy rencorosa, pero no olvido y analizo mucho el medio que me rodea. Quien me conoce, lo sabe. Y como siempre he sido consciente de esto, sabía que algunas amistades que hiciera serían duraderas, encontraría a gente con gustos en común (e incluso, actualmente, clientes que confían en mi criterio y a los cuales adoro y aprecio). También sabía que me encontraría falsedad, es obvio, en todos los lados la hay. En este mundillo todo esto se resume a “todo lo que lea de otros escritores me encanta y, así, me garantizo que los leídos se sientan en la obligación de ponerme buena calificación por lo grandísima persona que soy”… A Vero hace mucho que le importa un pepino ser considerada una gran persona. Ok, diréis que esta actitud me llevará por el camino más difícil ¡y es verdad! Pero ¿no es el más gratificante? Y sí, en este año también he recibido ataques injustos, valoraciones negativas por pura rabia, desprecios, bla, bla. Pero ¿y qué? Los obstáculos, cuando aparecen, hay que superarlos y todo lo que merece la pena conseguir, nunca será sencillo de lograr, porque de otro modo, cualquiera lo haría. También he de decir que me he reconciliado, ya que cuando ambas partes lo quieren, todo es posible y, a veces hay que escuchar y ver, acercarse. La mala intención se percibe, pero la buena también.

Así pues, considero estas malas situaciones como una experiencia que también tengo que agradecer, porque me ayudan a superarme y a valorar muchísimo más cuando recibo un comentario por sorpresa, una buena reseña, un saludo de buenos días, un comentario dándome las buenas noches… Y soy feliz. Durante este año he ganado amistades, clientes, mi trabajo se ha valorado y lo mejor de todo es que aquellos que han venido a mí han quedado satisfechos y eso me enorgullece y me hace seguir creciendo. Nadie podía decir en 2016 que tendría dos libros publicados y uno de 560 páginas, que tendría lectores y que, para final de año, Armais, mi novelita infanto juvenil, estuviera siendo leída, llegara a peques de distintos lugares, que me lo pidieran firmado y que, incluso, pidan segunda parte de ella.

Siempre he creído que las cosas suceden por algo y en este 2017, gracias a todos estos esfuerzos y a la gente que me aprecia, confía en mí y sigue mi trabajo, puedo pagarle el tratamiento para el corazón a mi perra, a la que se lo detectaron este mismo año. La cadena del destino se va enlazando y, aunque a veces aprieta, hay que luchar porque siga formándose dorada y brillante. Este año he reído, he llorado, he descubierto nuevas lecturas, grandes escritores en el mundo independiente, buenos lectores, maravillosos blogueros, sin olvidarme de los que me acompañan aquí, donde estoy. Ha sido un año intenso y productivo. Los seguidores de mi página se han multiplicado, los de este blog lo mismo, he podido crear un grupo de literatura que aún es muy jovencito y al que podréis uniros aquí si queréis, y seguimos luchando.

¿Lo mejor? La sensación de que toda lucha y esfuerzo tiene su recompensa. Así que, si estás como yo en ese 2016 de incertidumbre o no ves caminos qué seguir, lucha, cree, date a conocer, muévete y enséñale al mundo lo que vales. No temas a los enfrentamientos, no temas a las sombras que quieran consumirte, pelea. Y sigue adelante. Porque lo lograrás.

¿Para este 2018 que quiero? Seguir trabajando y seguir publicando. Por mí, para mis lectores, mis escritores cuando me necesitan para corrección y ayudarles a que sus obras luzcan, por mis amigos, por mi familia de carne y peluda. Estoy decidida a ello, a trabajar, avanzar y seguir creciendo, porque si mi cabeza en plena adolescencia me dijo que tenía que seguir el camino de las letras, que solo la muerte me separe de ellas.

No voy a dar nombres concretos, porque todos y cada uno de los que leáis esta entrada sabréis el grado de implicación que tenéis conmigo y cada uno merece su reconocmiento. Gracias a todos por vuestro apoyo, por vuestros ojos y sentimientos al leer. Gracias por la confianza y gracias también a quienes intentaron obstaculizarme el camino, porque con cada prueba derrotada, me hago más fuerte. Agradezco las nuevas amistades que he hecho, la ilusión de los nuevos proyectos, que mi familia no me mire raro cada vez que digo que escribiré una nueva novela y que se impliquen en ella ja, ja. ¡Tened unas felices fiestas y una buena entrada de año! ¡Ah! Y, sobre todo, ¡creed!, ¡confiad! Podéis lograrlo. Podemos lograrlo. Solo hay que avanzar.

butterfly-2702381_1920

6 Comments on “Valoración de este 2017 y ¡Felices Fiestas!

  1. Un placer haberte conocido… Espero que el 2018 sea mejor y que nos una en algún proyecto que tengo en mente. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Hermosa valoración, me ha sorprendido tu etapa de 2016, eres increíble, eres fuerte, vales mucho y no me extraña nada que este año te haya sonreído, ofreciéndote la oportunidad de publicar dos grandes novelas, ya que aunque Armais es cortita, para mí es grandiosa, me encantó y lo sabes. Me alegro mucho de haberte encontrado en mi camino, ambas hemos empezado este camino por lo que veo casi al mismo tiempo y espero seguir compartiendo contigo esta bonita experiencia y claro como no, nuestros logros 🙂 TE QUIERO VERO 🙂 Gracias por confiar en mí y ayudarme a entrar un poquito más en este mundo 😉 FELIZ AÑO 2018!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Pues sí, el 2016 no fue muy allá… Pero el 2017 todo cambió jajaja ¡Muchas gracias por leerme y yo también estoy feliz de haberte conocido, guapa! Espero que sigamos juntas este camino durante mucho tiempo! Te quiero también un montón! 💜

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: