LITERARTOBER 2021/31. FUEGO

Fuego

«Mantén el fuego encendido, pues esta noche de muertos no es como otra cualquiera». No olvidaba las palabras que le había dedicado su madre antes de reunirse con el resto de sus tías. La noche de Halloween siempre había sido especial para su familia y le daba la impresión de que la celebraban con más ilusión que el resto de sus vecinos. Claro que, en una ciudad como la suya y en un país en el que esa tradición pasaba por salir a bailar y emborracharse disfrazado, cualquier otra costumbre podía parecer rarísima.

Sin embargo, su madre y sus tías siempre quedaban en una casa, a la que también asistían sus primas, solo podían participar mujeres. A las 00:00 era cuando cenaban, con un gran banquete cuyos manjares, muchas veces, no era ni capaz de reconocer. Después, se sentaban a charlar sobre espíritus y magia negra. Desde luego, vivía rodeada de locas. Pero, como para su madre era una fecha especial, no quería decepcionarla, así que solía participar sin hablar mucho y haciendo únicamente lo que le pedían.

—Esta noche la luna es de sangre, y la fina línea entre la vida y la muerte se ha disipado —anunció una de sus tías sacando un tablero negro. Sabía lo que era, lo había visto en películas: una tabla de ouija—. Acercaos, hermanas, es hora de renovar nuestros votos. Mientras el fuego nos alumbre, no sucumbiremos a la oscuridad.

Miró el cirio que tenía entre sus manos y su madre apretó su hombro.

—Se fuerte, cierra los ojos cuando se ordene y no dejes que el fuego se apague.

Sus tías y primas empezaron a hablar en una lengua que reconoció como el latín y, para su asombro, los cristales de las estanterías y las vajillas del interior reaccionaron temblando con fuerza.

—Cerrad los ojos, hermanas. Está aquí y nos bendecirá. Sabía que tenía que cerrar los ojos, pero no lo hizo y fue un gran error. Una sombra alta de ojos refulgentes apareció sin previo aviso en la puerta, la asustó y, con el movimiento, la llama se apagó.

©2021, Verónica Monroy

📷 Mi instagram.

La imagen utilizada para ilustrar este relato pertenece a su respectivo autor y se ha utilizado sin ninguna modificación ni con fines comerciales.

Si te ha gustado, no dudes en darle like, comentar o compartirlo. ¡Gracias por leer!


Mis Obras

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: