WRITOBER 2020 / 1. LUNA

Las viejas del pueblo siempre advertían que cuando la luna se mostraba amarilla no había que salir de casa. Las ventanas debían cerrarse y las cortinas correrse, pues seres malignos salían para bañarse con la luz enfermiza y para alimentarse de almas o de carne humana. Era mejor resguardarse y esconderse hasta que llegara el día.

Pero esos cuentos de ancianas no tenían credibilidad alguna para un chico de ciudad como él. Era verano, hacía mucho calor y no pensaba asarse por culpa de las locas creencias de su abuela. La luna estaba amarilla, sí, como un queso enorme y redondo, y su luz brindaba a las calles del pueblo un aspecto fantasmagórico. Seguro que una foto le reportaba una buena cantidad de corazones en Instagram.

Tecleando el pie de imagen en su móvil mientras regresaba a la cama, no se percató de que algo más que los tejados de las casas aparecía en la fotografía, hasta que esta no cargó por completo. Miró asustado a la ventana, pero no vio a nadie, aunque no recordaba haberla cerrado.

¿La había cerrado?

Intentaba recordar lo inmediato cuando el crujido del armario frente a su cama lo sobresaltó. Lo contempló irritado, en la oscuridad se distinguía la forma por la luz que entraba por el cristal, y se dispuso a contestar los comentarios de sus seguidores.

En un momento dado, alzó la cabeza distraído y su piel palideció de golpe. Delante del armario, una figura negra de forma indefinida aguardaba. Un débil brillo iluminaba dos esferas negras, como canicas relucientes; pupilas dilatadas que se clavaban a él. Sintió miedo, y una voz en su interior le dijo que, quizá, si perdía el alma, no doliera demasiado. Sin embargo, el sonido de un relamido, el olor a hierro y un largo punzón en la mano le revelaron que su abuela, ahora perfectamente reconocible al adaptarse su vista a la oscuridad, lo iba a castigar bebiéndose su sangre. Si él no había creído en historias de viejas, nadie creería en cuentos de brujas.

©2020, Verónica Monroy

La imagen utilizada para ilustrar este relato pertenece a su respectivo autor y se ha utilizado sin ninguna modificación ni con fines comerciales.


Mis Obras

Writober 2020

¡Muy buenas a todos! Espero que os encontréis muy bien en estos tiempos que corren. En mi caso, he tenido unos meses de verano algo complicados y, sobre todo, ocupados, así que no he podido actualizar mucho la página, pero, bueno, ¡aquí estamos!

Octubre me gusta especialmente porque se considera el mes de las brujas, los seres sobrenaturales y los entes del más allá por su celebración de Halloween o Samhain y ha sido motivo de inspiración para retos chulísimos como, por ejemplo, el Inktober de Jake Parker, del cual celebramos nuestra propia versión en LITERART.

Dicho esto, este año no me veía yo con mucha inspiración para dibujar, así que decidí participar en el Writober de LITERART. ¿En qué consiste? Pues bien, cada día de los 31 que hacen octubre hay que publicar un microrrelato en el que aparezca una criatura o concepto, dependiendo de unas listas que se han puesto disponibles. Estas listas, a su vez, son las mismas para quienes quieran hacer la versión del inktober del grupo.

En mi caso, opté por la lista de conceptos y me he propuesto hacer microrrelatos de terror, así que durante todo este mes de octubre voy a estar publicando mis microrrelatos aquí también para que, a quien le guste este tipo de literatura y género, pueda disfrutarlos igualmente.

¡Sin más, os dejo las dos listas para que veáis de qué trata y, aunque ya ha empezado el reto, podéis apuntaros en el grupo de LITERART sin ningún problema! No importa no haber comenzado el día uno, eso solo influye en la lista de ganadores, porque todos los participantes recibiremos nuestro merecido diplomilla por el hecho de participar. Así que, si te animas y te gusta este tipo de retos, ya sabes.

En mi caso, hoy publicaré dos entradas más con su microrrelato correspondiente (el de ayer y el de hoy) y, a partir de aquí, los demás serán publicados diariamente.

¡Espero que os gusten y feliz octubre!

LISTAS DEL RETO INKTOBER/WRITOBER VERSIÓN LITERART


Mis Obras

La importancia de la comprensión lectora

Seguro que más de una vez has oído lo importante que resulta comprender lo que leemos. La comprensión lectora es un concepto que se enseña desde que pequeños, cuando empezamos a aprender a leer, y en el que se suele hacer bastante hincapié durante nuestros años de formación. Sin embargo, al final de dicha enseñanza, nos encontramos con que manejamos un alto porcentaje de lectores que «saben» leer, pero no entienden al 100% el mensaje de lo que han leído.

Este problema de falta de comprensión lectora, por desgracia, se está acrecentando en los últimos tiempos, debido a la inmediatez que supone la tecnología y a que vivimos en una época donde prima lo «visual» y efectivista por encima del esfuerzo.

Puede que, si eres un lector asiduo, te resulte extraña la afirmación de que leer implica un esfuerzo, ya que para los lectores no hay nada más placentero que el propio hecho de leer. No obstante, si reflexionas unos segundos, entenderás a qué me refiero con esfuerzo. La lectura es un ejercicio de concentración en el que se activan diferentes mecanismos para crear en nuestra mente imágenes, o lo que es lo mismo, es también un ejercicio de la imaginación. Por lo tanto, leer no significa saber juntar letras y darles un significado, sino que ese significado ha de darse al todo para entender un mensaje completo.

Leer no es sinónimo de comprender

Comprender lo que leemos es fundamental para nuestro día a día. Muchos, sobre todo quienes afirman no leer, no valoran la importancia de comprender lo que se está leyendo, y no son pocas las ocasiones en las que esta falta de comprensión da lugar a malos entendidos. Siempre se ha dicho que la información es poder, y es verdad. Pero, para estar bien informados, tenemos que ser capaces de contrastar la información. Así pues, la comprensión lectora no solo aplica a las novelas que tanto disfrutamos, sino también a las noticias que leemos, los artículos de opinión, incluso a los chats y comentarios de las diferentes redes sociales. Tan importante es saber expresarse como saber entender lo que se lee.
Si bien es cierto que para que se pueda llevar a cabo una comprensión satisfactoria es necesario que el mensaje (el texto) esté bien escrito cumpliendo la regla de las 3 C (cohesionado, coherente y conciso), si leemos deprisa o estamos acostumbrados a leer entre líneas nunca nos empaparemos por completo de lo que quiere decirnos.

¿Qué beneficios aporta la comprensión lectora?

El primer beneficio que recibirá alguien que comprende lo que lee es, sin duda, la interiorización de ideas. Interiorizar conceptos significa aprender y cultivar nuestros conocimientos. Además, cuanto mejor comprendas un texto, más serás capaz de percibir las intenciones del emisor, incluso, podrás captar matices de significado como la ironía o el sarcasmo. En este punto, si nos fijamos en textos oficiales o documentos burocráticos, aunque hay profesionales encargados de aprenderse las diferentes leyes y, por lo tanto, de asesorarnos, siempre es importante que sepamos comprender lo que nos están queriendo decir este tipo de textos, ya que son vitales para el desarrollo de nuestra vida. ¿De dónde creías que viene eso de «leer la letra pequeña» en un contrato? Si lees y relees un contrato, pero no entiendes bien lo que dice, difícilmente podrás deducir si te conviene firmarlo o no. Y esto es solo un ejemplo.

Si nos fijamos en las novelas, la lectura por ocio, la comprensión lectora nos permitirá disfrutar mucho más de ellas y, sobre todo, aprender. Y, atento, leer rápido no significa comprender lo que se está leyendo. La mayor parte de las veces, una lectura rápida consigue que no nos enteremos bien del argumento. Así que no, no pienses que es un logro leerse veinte libros en un mes. ¿De qué sirve leer mucho si no se ha comprendido? ¿Sabías que lo que no se interioriza se olvida? Pues no permitas que tus lecturas se te olviden.

Por último, te diré que la comprensión lectora te vuelve más asertivo, es decir, te permite discernir entre las intenciones de quienes escriben. Además, a la hora de debatir, la contraargumentación se basa, principalmente, en la comprensión del mensaje. Por ello, si comprendes los argumentos de tu interlocutor, te será más sencillo rebatirlos.

¿Existe alguna manera de mejorar la comprensión lectora?

Sí, y no es para nada difícil. Eso sí, requiere de paciencia y compromiso. En alguna ocasión he visto libros que prometen mejorar la comprensión lectora en breve tiempo, pero para mí, personalmente, solo son un sacacuartos. Los consejos que puedo darte para mejorar tu comprensión lectora (y que no te costarán ningún centavo) son los siguientes:

  1. Cada uno conoce su nivel de lectura. Elige, en primer lugar, libros que se correspondan a tu nivel de lectura y que traten temas que te interesen. No te avergüences si no son lecturas complejas, ya habrá momento de abordarlas.
  2. Mentalízate de que leer no es una carrera, no tienes que ganar a nadie ni ser más veloz que nadie leyendo. Cuanto más leas, más rápido lo harás, pero porque es un proceso natural que se desarrolla por la costumbre.
  3. Ten a mano siempre un diccionario. Antes era un poco más complicado, pero ahora, pudiéndonos descargar la aplicación de la RAE en nuestro móvil y pudiendo buscar en internet los conceptos, es muchísimo más sencillo. Si hay alguna palabra que no entiendas, apúntala y búscala. Ver imágenes también te puede ayudar a comprender el término desconocido, y lo que es mejor, a aprenderlo.
  4. No hay prisa, no hay vergüenza. Si no has entendido un párrafo o una oración, vuelve hacia detrás y reléelo. Esto suele suceder cuando nos encontramos con párrafos con bastantes oraciones complejas, como son subordinadas, coordinadas y yuxtapuestas. Si un libro se te dificulta porque tiene muchas oraciones de este tipo, elige una lectura más sencilla. No te preocupes, al final conseguirás hacerte con ellas.
  5. Hazte a la idea de que «no es muy difícil» o que «este escritor escribe muy rebuscado». Todo se basa en el nivel de complejidad del texto. Cuanta mayor comprensión lectora tengas, mejor entenderás libros más complejos. Siempre tienes la opción de quedarte en lecturas más ágiles, pero, si quieres mejorar tu comprensión lectora y darlo todo, ¡atrévete con ellos!
  6. Por último, disfruta. No te obligues a leer libros cuya temática no te atraiga, a no ser que te sientas preparado para ello y quieras «subir un nivel más». Lee, lee y lee. Sin prisa, pero sin pausa. Cuando menos te lo esperes, verás cómo tu lista de lecturas ha crecido. Y esto no significa necesariamente libros, sino también artículos o ensayos de internet. Lee cuanto puedas, cerciorándote de que lo que estás leyendo está bien escrito y que respeta las normas ortográficas, ya que leer textos mal redactados o con faltas de ortografía, sin una disciplina en la puntuación, solo conseguirá que vayas hacia detrás como los cangrejos.

Comprender lo que leemos, como ves, nos ayuda a adquirir nuevos conocimientos y a desarrollar nuestras habilidades. Leer, pero sobre todo saber lo que se lee, facilita el aprendizaje y nos abre las puertas a diferentes posibilidades, nos vuelve más independientes y evita, en particular, que seamos manipulados. Esto daría para un largo debate que quizá podamos hacer en otra ocasión, aunque dime, ¿qué piensas tú de la comprensión lectora? ¿Tienes la sensación de que la gente cada vez entiende menos lo que lee? ¿Tienes algún truco o consejo propio que te haya ayudado a mejorar tu comprensión al leer?

¡No olvides que puedes ponerme tus opiniones en comentarios! Y, si te ha gustado este artículo o te ha parecido útil, siéntete libre de compartirlo y difundirlo en tus redes sociales. ¡Siempre es un placer verte por aquí! ¡Nos vemos!

Reseña: Olvida

¡Feliz miércoles!

¿Cómo vais llevando la semana? Espero que bien, por supuesto. Hoy vamos con otra reseña de lectura. En esta ocasión, vamos a hablar de uno de mis géneros favoritos: el thriller sobrenatural. Así que, si te gusta este género o te da curiosidad, ¡acomódate que empezamos!

Olvida de Martin McCoy y Gemma Herrero Virto

Lo primero que tengo que señalar antes de comenzar esta reseña es que Gemma es una autora a la que ya he leído y de quien, debo decir, me gustan mucho sus tramas sobrenaturales. A Martin no lo había leído aún, así que este libro, que junta aspectos sobrenaturales con policíacos y de investigación, se presentaba como una oportunidad perfecta para hacerlo.

Dicho esto Olvida, como ya he adelantado, es una novela de corte negro y sobrenatural. En ella veremos que se une la investigación con el mundo oculto de cierto tipo de criaturas sobrenaturales que el lector más fanático o acostumbrado a este género captará nada más empezar el libro. Esto, a los lectores del género gusta, porque ya sabes o prevés con qué te vas a encontrar y deseas ver cómo se desarrolla esta nueva historia de seres ocultos. El libro, según amazon, cuenta con 432 páginas en su versión en papel y lo reconoceremos por la portada en tonos negros, blancos y con el título azul característico con la V marcada. En este punto, muchos pensarán que la V marcada es por Véronique, una de los protagonistas, pero después de leer el libro, yo lo he interpretado más por los vampiros (llamadme loca, sí; esto lo tendrán que confirmar o desmentir los autores ja, ja, ja).

Y, en efecto, nos vamos a encontrar con vampiros. Antes de hacer esta afirmación tan contundente, he de decir que hablé con Gemma para saber si podía mencionar o no este aspecto clave, y como la respuesta fue que sí, podremos analizar esta novela en su totalidad. El título de Olvida adquiere un sentido pleno cuando terminas de leer el libro, aunque este comience con la misma orden.

Detroit, escenario marginal… y vampírico

La trama de Olvida transcurre en Detroit, conocida por ser una ciudad conflictiva y donde las ideologías contrarias se presentan bajo bandas callejeras. Este es el punto de partida de la novela, la desaparición de un joven blanco de buena familia que se ha unido recientemente a una de estas bandas. Tal y como iremos viendo a lo largo de la novela, las desapariciones no son algo infrecuente en Detroit. Al contrario, personas marginales como vagabundos, prostitutas, etcétera, suelen desaparecer sin que nadie se preocupe por ello, algo que, como es lógico, beneficia a las criaturas ocultas. Sin embargo, el hecho de que esta desaparición sea de un chico de buena familia, enciende las alarmas de la policía.

Una de las características que considero que debe tener el thriller sobrenatural obligatoriamente es que sea verosímil. Es decir, partimos del hecho de que vamos a contar una historia con criaturas paranormales, sobrenaturales o fantásticas, por ende, la dificultad de llevar a buen puerto este tipo de argumento es que el lector asimile su presencia como cierta y creíble en el contexto de la obra. En este caso, Gemma y McCoy lo consiguen, puesto que las actuaciones de los vampiros tienen sus motivos y son coherentes. Se mueven y alimentan por la noche, en barrios o locales por los que no pasaría cualquiera, y cuidando (la mayoría de las veces), el procedimiento y la forma de actuar. Por eso, cuando empiezan a sucederse asesinatos violentos, el equilibrio humano-sobrenatural se ve azotado y genera el conflicto principal de la obra. No nos engañemos, la desaparición de Patrick solo es el punto de partida.

Narrador en primera persona; Erik y Nicky

Olvida está narrada desde dos perspectivas diferentes. Por un lado, tenemos la humana, por parte de Erik. Este detective se nos muestra como una persona inteligente, aunque un tanto obsesiva (un rasgo que le llevará a involucrarse hasta el fondo en un asunto que, por su condición, no le concierne). Además, pone el punto racional a la novela. Piensa como un humano, se escandaliza como un humano y sufre como un humano. Contrasta así con la frialdad de Véronique, o Nicky, cuya naturaleza nos hace verla, en un principio, como una mujer segura de sí misma, pedante y orgullosa (es lo que tiene la inmortalidad, que te hace ver la vida de otro modo). Ambos se ven obligados a trabajar juntos por intereses en común, ya que la desaparición de Patrick ha alertado tanto a la policía como a los vampiros “jefazos” que creen controlar Detroit. Y has leído bien “creen controlar”, porque la obra deja bien claro que, por muy sobrenatural que seas, por mucho que creas tener sometida a una “especie menor”, el control absoluto no existe, y menos con unos seres tan impredecibles como los humanos.

El lenguaje de Erik y Nicky es parecido, algo lógico si tenemos en cuenta que ambos viven en Detroit, pero reconocible. Ambos son directos, pero él es más impulsivo, mientras que ella es más pausada, y ambos se complementan bien porque muestra ese contraste entre la vida de unos años con la vida de cientos. Este juego de parecidos y diferencias les llevará a crear una amistad más allá del caso que les atañe. Lo que ocurra entre ellos ya tendrás que averiguarlo tú.

Conviértete y pierde tu humanidad… ¿o no?

Para concluir la reseña vamos a hablar brevemente de los vampiros. Los autores, al comienzo de la obra ya nos avisan de que es una novela violenta, por lo que, si te adentras en su lectura, ya sabes a lo que atenerte. Esta violencia viene, sin duda, por parte de los vampiros. Durante años se puso de moda la figura del vampiro como criatura sensual que te ofrece la vida eterna. La sangre siempre ha tenido una simbología claramente erótica. Sin embargo, esta visión «agradable» dista mucho de la leyenda en la que se basó Bram Stoker al crear al rey de los vampiros, Drácula. Los strigoi son seres sanguinarios que necesitan la sangre no por cuestiones eróticas ni sexuales, la necesitan como elixir vital. No dejan de ser muertos vivientes y requieren lo que da fuerza a nuestro corazón y órganos para que sigamos viviendo.

En Olvida, si bien vemos el aspecto «sensual» de los vampiros en algunos de ellos, este queda apartado a un lado con sus actuaciones. Gemma y McCoy han combinado la faceta de «señores de la noche» con la de los monstruos que en origen son, dando una clara importancia a esta última. Y les ha salido bien. Esta combinación de facetas consigue que tanto los lectores más afines a su versión más sensual como los que apuestan por su personalidad monstruosa queden contentos. Asimismo, abren un debate a la reflexión que el lector y solo el lector podrá responderse en base a lo que ha leído. ¿Son monstruos o, en realidad, son seres condenados? Al fin y al cabo, es muy importante recordar que todo vampiro fue una vez humano.

¿Recomiendo este libro?

Sí, siempre que no te asuste la violencia o la sangre. No es un libro apto para todos los públicos por los temas que trata, pero si te gusta el thriller sobrenatural y las novelas más «adultas», además del tema vampírico, es una novela que tienes que leer.

Y hasta aquí la reseña de hoy, queridos amantes de las letras. Espero que os haya gustado y, como siempre, os dejo el enlace de la obra por si os apetece leerla.

¿Y tú? ¿Has leído el libro? ¿Te gustan los thrillers sobrenaturales? ¿Y los vampiros? Ya sabes que puedes dejarme tu opinión en comentarios y, si te ha gustado la reseña, compartirla en tus redes sociales para que más gente conozca buenas lecturas.

¡Nos seguimos viendo y felices letras!


Mis Obras

Reseña: Montserrat: El Mal vive en la montaña

¡Feliz viernes!

Como bien sabréis, el terror puede presentarse de muchas maneras. En este mismo blog, por ejemplo, hemos dado gran importancia a las «Temáticas oscuras», así que ya nos hemos acercado un poco a este género. No obstante, siempre es bueno recordar que el horror tiene muchas variantes y que algunos libros, como el que voy a reseñar hoy, no necesitan de elementos que impacten al lector como monstruos, sangre o vísceras para crear angustia. Es más, precisamente de angustia es de lo que más hablaremos gracias a Montserrat: El Mal vive en la montaña, de Noemí Hernández Muñoz. Un libro que domina la atmósfera para que sufras con los personajes y no puedas salir de las brumas de sus páginas.

Montserrat: El Mal vive en la montaña

Antes de profundizar en el argumento, hay que señalar que este libro no es una novela, sino que está compuesto por tres relatos cuyas historias se entrecruzan y que comparten un escenario en común: la montaña de Montserrat. De esta manera, cuando vamos leyendo y lo acabamos, lo percibimos como una obra plena.

Monsterrat, como de ahora en adelante llamaremos a esta obra, es breve en su extensión, puesto que la versión en papel cuenta con 125 páginas. Por lo tanto, se trata un libro que se lee rápido, aunque no solo por su extensión, sino también por la manera en la que está escrito. El lenguaje está muy bien cuidado (se nota en este punto que la autora es filóloga y profe de lengua) y, si bien no hay vocabulario complejo, sí que vamos a encontrarnos con un léxico rico que ayuda a Noemí a situarnos en la montaña y a que podamos imaginarnos todo lo que ocurre allí.

De este modo, avanzaremos sin darnos cuenta por una trama que se desarrolla bajo los diferentes argumentos en los distintos relatos (que coinciden con tres puntos de vista diferente en los que el narrador enfoca su atención en un personaje o grupo de personajes determinados) y nos daremos cuenta de que, en realidad, lo que subyace a los personajes es en realidad el verdadero protagonista. Montserrat es un libro de terror cuyo eje central no reside en ninguno de los muchachos ni personajes que se presentan, sino en la propia montaña.

Todo comienza con la llegada de un grupo de jóvenes que pretenden hacer una excursión en Montserrat y que se detienen en la abadía porque dos de ellos desean ver a la virgen conocida como «la Moreneta». Cuando uno de ellos toca la imagen, esta empieza a «llorar»; un mal augurio, puesto que, en palabras del fraile que les recibe: «La virgen siempre llora por aquellos que se pierden en Montserrat».

A pesar de las advertencias del religioso, deciden continuar con la excursión, que se verá truncada por la desaparición de uno de ellos. A partir de ese momento, intentarán buscarlo, sin ser conscientes de que la montaña tiene otros planes para ellos.

La montaña como un ente vivo

De este modo, nos adentramos en la montaña de la mano de este grupo de chavales cuyas personalidades están bien definidas y eso les llevará a sufrir antes o después la influencia de la montaña. Por una parte, tenemos a la pareja formada por Tomás y Ana, ambos con un carácter valiente y, en el caso de él, impulsivo y descreído. Marta y Lucas, la segunda pareja, son más comedidos, sobre todo, Lucas. Marta tiene algo del temperamento de su hermana Ana, pero ambos religiosos y creyentes. Al lector le resultará muy interesante ver cómo los más «débiles» son quienes sucumben antes al mal de la montaña y será testigo del desgaste de los más «fuertes».

Puro terror psicológico, amigos.

Este es el punto que más me gustó de esta obra, ya que, como ya he señalado anteriormente, el miedo que genera la lectura no viene dado por monstruos, criaturas sobrenaturales o violencia. Es la propia ambientación, el propio terreno en el que se mueven los personajes y, por ende, las deducciones, sospechas y elucubraciones de estos quienes nos generan sensación de alerta y angustia inevitables. Las descripciones y la narración se centran en todo momento en hacernos sentir lo mismo que Tomás, Ana, Marta y Lucas. En ningún momento sabemos lo que hay en la montaña, pero poco a poco empezamos a concienciarnos de que toda ella se rebela contra quienes osan quedarse en sus bosques de noche. Y nosotros mismos empezaremos a sentir «la mirada», esa percepción que te hace creer que Montserrat te observa y que, tarde o temprano, va a devorarte.

La locura, nuestro peor enemigo

Los elementos para causar terror utilizados en estos relatos que se entrecruzan son típicos del género, pero, como digo, están muy bien integrados. La presencia de la noche junto con la aparición de animales que, en un principio y en condiciones normales no nos causarían temor, como los jabalíes, es una constante en la obra. Estos, junto a los cuervos, son actores fundamentales para llevar el miedo a los personajes y al lector, ya que no actúan como se esperaría de ellos. Parece que su función es la de acosar y llevar al extremo de la paranoia y el horror a quienes se han quedado atrapados en la montaña.

Asimismo, la aparición de la bruma simboliza la llegada de lo que habita en Montserrat, esa sensación asfixiante de un ente que está en todas partes y a la vez en ninguna, pero que no deja de mirarte, esperando a que caigas. Por ello, vamos a ser testigos de cómo la razón del grupo de chavales se va erosionando poco a poco, conforme pasan las horas y se suceden las desapariciones, al mismo tiempo que descubriremos lo terrible que puede ser quedarse en ese lugar. Y cuando estás al borde de la locura, ¿Qué puedes ver? ¿Qué puedes oír? ¿Eres tú realmente quien actúa?

¿Recomiendo este libro?

No quiero decir mucho más para no destripar nada importante de la trama, así que, si deseas saber cómo se desarrolla y qué ocurre con el grupo de excursionistas en Montserrat, te animo a leer el libro. Y, en cuanto a si recomendaría su lectura, creo que has podido notar que sí, si te gusta el terror o quieres cultivarte más en este género, recomiendo esta obra porque nos enseña a pasar miedo sin necesidad de elementos recurrentes como la violencia o las descripciones horrorosas. Este libro pone en práctica el terror psicológico y, si nunca lo has sentido o no tienes experiencia con este tipo de lecturas, te recomiendo que lo leas… y compruebes si aguantas sin agobiarte.

A continuación te dejo, como siempre, ¡el enlace al libro por si te interesa leerlo!

Y si te ha gustado la reseña, ¡no dejes de compartirla para que otros puedan conocer este libro!
Ahora, dime… ¿te gusta el terror psicológico o prefieres el «visual»? ¿Has leído alguna vez este tipo de terror?


Mis Obras

Creación y diseño de criaturas

Uno de los aspectos más importantes en la literatura fantástica y, por tanto, en el género de la fantasía es saber crear y diseñar criaturas. No hay que olvidar que gran parte de la fantasía se desarrolla en universos nuevos, razón por la que la esta, la cifi y el terror son géneros muy complejos de trabajar. Diseñar criaturas no es un trabajo sencillo, no es llegar y juntar cuatro elementos. Este tipo de mecanismo para la creación de seres nuevos da lugar a poca credibilidad y puede generar rechazo en lectores o, si no escribes, visitantes que vean tus trabajos o portafolios.

Por esta razón, hoy vamos a hablar de la creación y el diseño de criaturas. Desde su conceptualización hasta su desarrollo. Te daré algunos consejos para que puedas organizar mejor tus ideas y, de esa manera, puedas dar forma a tus criaturas o seres fantásticos.

¿Qué es una criatura?

Una criatura es un ser vivo, ¿sencillo, verdad? La respuesta parece fácil, en principio, sin embargo, tenemos que cavar más hondo para entender realmente a qué nos referimos con este término. Cuando pensamos en una, rápidamente pensamos en animales y plantas, y cuando queremos «inventarnos» o «crear» una, nos hacemos una imagen mental de su apariencia, pero no solemos profundizar mucho más.

Y aquí es donde cometemos el primer error.

Partiendo de la base de que vamos a crear un ser vivo y de que queremos darle la mayor coherencia posible, debemos hacernos una serie de preguntas que nos ayudarán a definir qué tipo de ser vamos a crear y a desarrollar. Deja la mente en blanco y no cometas el error fatal de pensar, directamente, en una apariencia. ¿De qué sirve querer que aparezca en nuestra novela o plantearnos dibujar a una bestia de un ojo con patas largas y mucho pelo, por ejemplo? Piensa, en realidad, ¿qué tienes que contar de ella? ¿Nada? Cuando te empiezas a plantear esto (si has ido directamente al diseño de la criatura), lo normal es que no sepas qué función, personalidad o motivo de existencia darle y acabe convirtiéndose en un ser poco creíble para tus lectores y seguidores. Es decir, una creación irrelevante.

Así pues, hazme caso y deja la mente en blanco. Ahora, vamos a contestar una serie de preguntas. Agarra tu libreta y tu bolígrafo o echa mano de tu aplicación de notas y responde:

  1. ¿Qué tipo de criatura quiero crear? Un animal, una planta, un híbrido entre ambos, un híbrido de ser vivo e inanimado…
  2. ¿Dónde vivirá? Montaña, mar, bosques, ciudad, desierto, otra dimensión…
  3. ¿De qué se alimenta? Hervíbora, carnívora, omnívora, come piedras, absorbe almas, insectívora…
  4. Por lo tanto, si mi criatura va a ser X (respuesta a la primera pregunta), va a vivir en Y (respuesta a la segunda pregunta) y se va a alimentar de Z (respuesta a la tercera pregunta), ¿qué características debe tener sí o sí para llevar a cabo su modo de vida? Por ejemplo, es pequeña, grande, gigante…, dientes afilados si es carnívora, alas, miembros musculosos o raíces fuertes si vive en la montaña… etcétera.
  5. ¿Qué colores predominarán en ella? Vivos, oscuros…
  6. ¿Es una criatura «racional» o no? En el caso de ser racional, ¿tiene motivaciones? Proteger algo o a alguien, vengarse de algo o de alguien, vivir de una determinada manera…
  7. ¿Tiene alguna historia que explique su existencia? Sí, no; no tiene historia personal, pero sí hay leyendas que hablan sobre ella… etc.
  8. Si la respuesta a la anterior respuesta es sí, ¿le ha quedado alguna marca o alguna secuela de esa historia personal?
  9. ¿Es una criatura mágica? De ser así, ¿cuáles son sus poderes?
  10. ¿Tiene alguna habilidad especial? Saltar alto, correr a gran velocidad, atravesar el fuego…
  11. ¿Actúa por libre o es utilizada para algún oficio? Por ejemplo, para tirar de carros, cazar a otros seres, defender lugares…
  12. ¿Cómo quieres que sea su aspecto? Monstruoso, hermoso, tierno, maligno, espeluznante, antropomorfo, una combinación de varias…
  13. ¿Representa a su especie o a una raza de alguna especie? Una especie es un tipo de ser nuevo, digamos, la base, y las razas son sus variaciones.
  14. Y por último, viendo todas sus características, ¿necesita vestir de algún modo? ¿Cómo sería su vestimenta?

Desarrollando nuestra criatura

Ahora sí, ha llegado el momento de crear y desarrollar a nuestra criatura. Si has contestado a todas las preguntas y te fijas, verás enseguida que ya tienes toda la información para poder dar forma a ese nuevo ser, ya sea en un libro o dibujándolo. Si no se te da bien dibujar y lo que te interesa es la escritura, esta técnica te ayudará a describir con más facilidad a los seres que aparezcan en tu novela.

Una vez que tengas todas tus respuestas, haz un resumen de todo lo que has escrito. Dale un nombre, ya sea propio, de especie o raza y desarrolla un resumen de todas tus respuestas. De esta manera, una vez que lo tengas y la criatura deba aparecer en la novela, podrás hacer que algún personaje la nombre o describa, describirla tú como narrador cuando aparezca o ir dando información sobre ella a lo largo del libro, etcétera. Recuerda en este punto distinguir criaturas «menores» y criaturas «mayores». Ambas se distinguen por la importancia que tengan en la obra. Por ejemplo, no es lo mismo una criatura que haga las funciones de montura, por ejemplo, que el villano de la novela.

Gracias a esta sencilla organización, siempre que aparezcan tus criaturas tendrán una coherencia y no diferirán entre obras o escritos, ya que no se te olvidarán sus características y habilidades. Además, es muy recomendable que guardes todas estas «fichas», ya que, si algún día te animas a ilustrarlas o decides contactar con un ilustrador, puedes incluso tener tu propio bestiario.

Si eres ilustrador, también ya tienes todo lo necesario para ponerte a dibujar tu criatura. El hecho de haber respondido a las preguntas y tenerlas apuntadas conseguirá que conozcas bien al ser que vas a dibujar y, por tanto, en tu mente ya vayas generando una apariencia. Si quieres, puedes resumir las respuestas en un par o tres líneas esquemáticas para seguirlas mientras dibujas. Y, como has pensado incluso su modo de vida, su historia o motivo de existencia, te resultará muy fácil otorgarle expresión y fuerza.

Reúne tus criaturas en un buen portafolio y muestra con orgullo tu trabajo. Con esta técnica, las posibilidades de creación son prácticamente infinitas.

Y no te olvides de la personalidad…

Concluyo esta entrada recordándote que no te olvides de la personalidad de tu criatura. La apariencia solo es la carcasa, pero lo que le dará realmente «vida» a tu criatura será su personalidad. No importa si es racional o no. Tienes que tener claro si es agresiva, si no lo es y todos los puntos antes expuestos que mencionan características de su manera de ser. De este modo, cada vez que aparezca en la novela se comportará como se espera que lo haga, ya que seguirán su patrón de especie. A la vez, gracias a esto podrás meter giros inesperados como un cambio de actitud por un hecho determinante, por ejemplo. Esto te ayudará a que tu novela tenga coherencia y te evitará caer en los temidos deus ex machina.

Y si eres ilustrador, aunque lo que destaca de este oficio es «lo que se ve», seguro que sabes que lo importante es lo que expresamos con nuestros dibujos. Teniendo clara la personalidad de nuestra criatura, es seguro que podremos darle la expresión y postura adecuados para que transmitan a quien le está viendo lo que es.

Aquí te dejo la criatura de ejemplo que hemos dibujado. ¿Se te ocurre algún nombre? ¡Si es así, déjalo en los comentarios!

¡Espero que este artículo de creación de criaturas te haya gustado y te haya resultado útil! Si es así, no te olvides compartirlo para ayudar a otros amantes de la fantasía o creativos que quieran desarrollar criaturas a dar vida a sus ideas.

¡Nos seguimos leyendo y felices letras!


Mis Obras

Reseña: Algo más que palomitas

¡Hola, a todos! Seguimos con las reseñas y, en esta ocasión, te traigo una de un libro cuyo género no es de mis predilectos (ya sabéis que no soy muy romántica que digamos…), pero del que tuve el placer de ser lectora cero y cuya autora tiene una manera de escribir muy particular que consigue que te olvides de los problemas. Hoy vamos a hablar de Algo más que palomitas, de Dublineta Eire.

Algo más que palomitas

En primer lugar, hay que señalar que nos encontramos ante una comedia romántica, por lo que el tema principal de esta novela, sin duda, es el amor. Sin embargo, como veremos más adelante, su tratamiento difiere bastante al de otras novelas de este estilo, puesto que toda la fuerza de la novela reside en la protagonista, Edna (de quien hablaremos largo y tendido), más que en las relaciones amorosas en sí.

Con una extensión de de 318 páginas, cuarenta y tres capítulos y un epílogo, Algo más que palomitas destaca, a primera vista, por su portada. Una portada que llama la atención por el contraste entre el azul y el amarillo y en el que vemos una olla llena de palomitas que, seguro, se quedará en la retina de cualquiera que la vea (seguro que si la has visto, ya la tienes en mente). Después, su título ya es una declaración de intenciones. Quienes conozcan a la autora sabrán que tiene cierta obsesión por los títulos. No por nada siempre tienen una fuerte personalidad y siempre, siempre, aunque parezcan al azar, enlazan con algún punto clave de la novela.

Respecto al estilo narrativo, tal y como ya he adelantado, Dublineta tiene una forma de narrar muy característica y marcada. En ella no vamos a encontrar largas descripciones ni un ritmo pausado, todo lo contrario, su narrativa es rápida y muy dinámica. Yo la describiría como una «narrativa de pensamiento», es decir, cuando la escritura evoca la manera de pensar. Sin embargo, aunque pueda parecer que esto corre el peligro de resultar caótico, no lo es, puesto que las ideas van hilándose de tal forma que consigue que te enteres de todo lo que está ocurriendo. Asimismo, esta manera de escribir le permite a la autora explotar su punto más fuerte: el humor.

Está narrada en primera persona, por lo que somos testigos de las reflexiones y los desvaríos de Edna, que junto con las situaciones que se van sucediendo a lo largo del libro, es difícil que no sueltes más de una carcajada.

Edna, la señorita de los altibajos

Podría afirmar que, en realidad, Algo más que palomitas es una historia de dos amigas, Edna y Sofía, ya que esta última tiene un papel relevante en todo lo que le acontece a la primera, pero, aunque se acerque más a una coprotagonista que a un personaje secundario, quien absorbe toda la atención, indudablemente, es Edna.

Esta casi treintañera tiene un problema serio de personalidad, algo de lo que nos damos cuenta nada más empezar la novela. No se siente a gusto con su vida, en concreto, no se siente bien con su relación de pareja; se asfixia en la monotonía y, al final, gracias al empujón de, cómo no, Sofía, decide dejar a Alejandro e intentar vivir una vida nueva. Pero, volvemos al problema de personalidad: tiene miedo de quedarse sola. Y aquí vemos la primera característica diferencial, Edna es un personaje inseguro, muy inseguro. Y esa inseguridad le ocasiona en más de una ocasión conflictos internos que dan lugar a malos entendidos de los que sale (o medio sale) como puede. El más relevante, y del que no contaré nada más por no meterme en «charcos destripalibros», es su obsesión por Blas, novio de su nueva amiga de gimnasio, Lorena.

Entonces, si a los miedos de Edna, le unimos su inseguridad y su carácter impulsivo, aderezado con la insistencia (y deducciones) de Sofía, tenemos un cóctel de emociones que explota no solo en Edna, sino también en el lector. Su forma de ser es similar a un torbellino, un remolino que nos hará cuestionarnos más de una vez si se ha vuelto loca definitivamente o es que ya era así de nacimiento y la treintena le despertó «el gen» de la locura. No obstante, aquí reside también su punto fuerte y lo que consigue que, con seguridad, más de un lector se sienta identificado con ella. En mi caso, he de confesar que es un personaje que me saca de quicio, pero no dejo de reconocer que hay pocos personajes tan «humanos» como ella.

Hay que tener en cuenta que el lector es testigo de la historia bajo el prisma de un «ser superior»: se alegra, se lamenta, disfruta del sufrimiento de los personajes, sufre con ellos, los juzga… En el caso de Edna, puedes pensar lo que quieras de ella, pero no te deja indiferente. Al fin y al cabo, ¿quién no se ha portado mal con alguien a quien supuestamente quiere por tonterías? ¿Quién no se ha dejado llevar por lo que su amigo de turno le ha dicho? ¿Quién no ha tenido miedo al «qué pasará»? ¿Quién no ha sufrido por alguien? Somos seres imperfectos, y Edna lo es. Y, como ser imperfecto, es única.

Personajes en Algo más que palomitas

Una vez que hemos hablado de la protagonista, tenemos que mencionar el resto de actores en esta trama de indecisión y locura por «aprender a ser feliz». Los personajes de Algo más que palomitas son complejos, y esto es algo que me gusta mucho de esta novela. No necesitamos saber mucho de su vida para que, por su manera de actuar y de hablar, conozcamos cómo son. Si bien no tienen un desarrollo excesivo, no les hace falta para que sean capaces de generarnos diferentes sentimientos y para que, enseguida, captemos su esencia. Incluso, los secundarios tienen esa habilidad de despertarnos una reacción, ya que la personalidad está tan bien marcada que es imposible no reírte con ellos, que te parezcan tiernos como Blas o Dante, unos locos de remate o unos caraduras como Lorena.

Como adelanté, hay que hacer una mención especial a Sofía, la gran amiga de Edna. Este personaje es el nexo de la novela, y mientras Edna es la «flor» más llamativa del árbol, Sofía es el tronco cuyas ramas llevan a ella. Todo lo que hace este personaje (o dice) tiene una consecuencia y por eso su importancia está casi a la par que la de la protagonista. Edna nos cuenta su historia, sí, pero no habría historia si no es por Sofía. Ella, despreocupada e independiente, es todo lo contrario a Edna y, a la vez, es su mejor complemento.

Comedia romántica, sí; humor para todo tipo de lectores, también

Algo más que palomitas es una novela dinámica, que a la vez que maneja elementos típicos de la comedia romántica, también los combina con el humor más desenfadado. La fluidez de la narración junto con los giros argumentales logran que el lector no pueda parar de leer porque desea saber qué va a ocurrir. Y, a la vez que desea saber qué pasará, no puede evitar troncharse de la risa por los pensamientos de Edna y las situaciones en las que se ve envuelta. El lenguaje de los personajes también ayuda a sacarnos una sonrisa y, en más de una ocasión, una carcajada. No usan vocabulario vulgar, aunque, a veces, entre lo coloquial se escape algún exabrupto en el momento oportuno para que soltemos una carcajada. Todo ello hace que sea una novela muy divertida, ya que no fuerza para nada ni se percibe un intento por «hacer reír», las hiperboles son naturales y hay un equilibrio muy bien llevado entre las escenas más «serias» y las más delirantes, con un claro predominio del «buenrollismo» que emana la obra.

¿Recomendaría este libro?

Ideal para echarte unas risas, recomendaría mucho este libro a quienes quieran desconectar del día a día y olvidarse de los problemas. También es muy recomendable para todo aquel que desee divertirse y, por supuesto, si eres lectora o lector de comedia romántica, estoy segura de que te encantará.

Si no eres lector habitual del género, como es mi caso, te diría que te deshagas de tus prejuicios y que, si no te atreves a leerlo por su faceta romántica, te atrevas con él por su faceta humorística. Seguro que te sorprende. En definitiva, pienso que en nuestro lector electrónico o nuestra estantería no puede faltar una obra como Algo más que palomitas. Cuando el cuerpo te pida una sonrisa, ya sabes a qué libro echarle mano.

¡Aquí te dejo el enlace al libro de la olla palomitera para que, si te ha generado interés lo que he contado y te gustaría leerlo lo puedas adquirir!

Y dime, ¿te gusta la comedia romántica? ¿Y el humor? No tengas miedo de dejarme tus comentarios. ¡Estaré encantada de leerlos! ¡Y como siempre, si te ha gustado esta reseña, no dudes comentar y compartir en tus redes sociales para que otros lectores puedan encontrar lecturas interesantes!


Mis Obras

Reseña: La Guardiana del Bosque Verde

¡Feliz miércoles! ¿Cómo va todo?

Hoy os traigo una nueva reseña. En este caso, hablaremos de un libro infantojuvenil muy interesante para acercar a los más jóvenes a la literatura fantástica y también una muy buena obra si se quiere desconectar y disfrutar de una lectura que nos retrotraiga a la niñez y a los autores que nos marcaron, como Ana María Matute. Me refiero a La Guardiana del Bosque Verde de Mary Gazte y, si te gusta la fantasía, lees de todo tipo o conoces a algún pequeño al que le guste o quieras iniciarlo en el maravilloso mundo de la magia y la mitología, ¡quédate para conocer más de esta novela!

La Guardiana del Bosque Verde

La Guardiana del Bosque Verde, a la que nos referiremos a partir de ahora como la Guardiana, participa en el PLAS 2020 y es una obra infantojuvenil escrita por Mary Gazte, autora vizcaína que fue finalista en el Premio Euskadi de Literatura en 2019. Esta autora se declara una amante de la fantasía (como una servidora) y en su haber cuenta con libros de relatos de terror y novelas de fantasía infantojuvenil.

En este caso, la Guardiana pertenece a la colección de Mundo de Fantasía, que ahora mismo cuenta con dos volúmenes y que se pueden leer de manera independiente, puesto que son historias diferentes que se desarrollan en el mismo universo. Además, estamos ante una novela con una extensión de casi 200 páginas, que por su manera de estar narrada se lee rápido y que resulta muy agradable por el léxico que maneja. Asimismo, está compuesta por un prólogo, veinte capítulos y un epílogo, en los que se nos anuncia al comienzo en qué lugar se desarrolla la escena. De esta forma, también deduciremos enseguida el, o los personajes en los que se centrará cada capítulo. La portada es amarilla con tonos dorados, y este color cobra mucho sentido una vez que nos adentramos en la historia, como veremos a continuación en el análisis de símbolos.

Dirte Roblestío, la Guardiana del Bosque Verde

La Guardiana está protagonizada por una dríada, personaje alrededor del cual se desarrollan todos los acontecimientos y cuya presencia resulta fundamental para la existencia tanto del bosque como del reino humano que rodea, ambos ubicados en una meseta. El problema que se nos presenta en esta novela es la enfermedad del bosque, que se nos da a conocer mediante el nombre de «Bosque negro». El Bosque negro es la zona de la floresta en la que las criaturas que habitan en él, ya sean animales o vegetación, están muriendo y cuya superficie se está cubriendo de una densa niebla, a la vez que todo su color se va perdiendo. Todo obra de un malvado espíritu llamado Ugoth.

Para quienes no lo sepan, las dríadas son unas criaturas mitológicas que se representan con forma de mujer y que habitan en los bosques. Están encargadas de cuidar de todos los seres que habitan en ellos y, normalmente, cada bosque posee a una dríada guardiana. Su conexión con la naturaleza es tan fuerte que suelen mimetizarse con los árboles, volverse un solo ser con ellos e, incluso, usarlos para viajar de un lado a otro. Por ello, debido a esta conexión, sienten lo mismo que las criaturas que protegen, así que, si estas sufren daño, ellas sentirán su dolor.

Dirte Roblestío, la dríada protectora del Bosque Verde, está sufriendo este problema. A ello se le une que el rey Ferchel Vuelalcón parece estar perdiendo la cabeza, piensa que la culpa de la enfermedad del bosque es de la dríada y quiere tomar cartas en el asunto. Así, la situación para la dríada se vuelve muy complicada, más aún porque se nos presenta como una criatura amable, bondadosa y con el poder de sanar.

Personajes en la Guardiana del Bosque Verde

Los personajes que aparecen en esta novela son sencillos por su carácter infantojuvenil, pero, al contrario de lo que pueda parecer, no son infantiloides, o lo que es lo mismo, poco desarrollados. Sus rasgos determinantes están muy marcados, tanto que podemos distinguir con claridad el sufrimiento y la personalidad bondadosa de Dirte; la fuerza y valentía de Alda, la reina; la maldad de Ugoth y el conflicto del rey Ferchel, por ejemplo. Sus descripciones son las justas, no se va por las ramas, y es algo que me gusta de la manera de narrar de Mary, puesto que con las pinceladas exactas consigue que nos hagamos una idea muy exacta de cómo es un personaje. Además, esto se agradece en una obra de este género y cuyo público objetivo son los niños y los jóvenes, ya que evita distracciones sin renunciar al desarrollo de los personajes (si lleváis tiempo conmigo, sabréis que es el aspecto al que más doy importancia en un libro).

Símbolos destacables de la fantasía

La literatura fantástica está llena de símbolos y siempre, siempre, aparecen en este género. No importa si es fantasía para niños, baja fantasía, alta fantasía, brujería y espada, épica… Siempre encontraremos símbolos. ¿Por qué? Porque los símbolos son representaciones de conceptos que tenemos muy interiorizados a través del tiempo. Muchos de ellos se repiten en diferentes culturas, porque son propios del pensamiento humano. Tienen ese carácter místico que enlaza y se acopla perfectamente con la fantasía.

En la Guardiana vemos varios, aunque destacaré el bosque «el hogar», el poder sanador de Dirte «la luz» y el poder ponzoñoso de Ugoth «la oscuridad».

El bosque siempre ha representado el hogar o una fuente de vida, ya que proporciona alimentos y protección. Sin embargo, también está su contraparte, el bosque como el «cementerio» de los débiles, un lugar en el que perecerás si no te esfuerzas o sabes sobrevivir. En esta novela se pueden ver las dos facetas. La que da vida, representada por Dirte y la que da muerte, representada por Ugoth. Un enfrentamiento que no solo se aprecia en las acciones de los personajes, sino también en los colores. Vemos que la zona «sana» presume de colores verdes y dorados. La magia de Dirte se representa con el color dorado (el color del sol, otra fuente de vida). En cambio, la magia de Ugoth es negra, gris, colores que representan el deterioro, la vejez y la muerte. A estos colores se les une también el verde, pero uno más fuerte, más ácido, un verde que representa el veneno, el peligro.

Krona-Argenta, el reino de los humanos, se describe como «blanco», un color que, si bien suele representar la pureza, en este caso también el punto neutral. Podemos decir que la localización que se ve afectada por los hechos que acontecen en el bosque y que, puede teñirse de dorado o de negro… depende de hacia dónde se incline la balanza.

A estos símbolos se le unen otros como el ciervo (el rey de los bosques), un animal también con un papel determinante. Y, entre otros, también podremos encontrar valores como la intuición, la lealtad, la capacidad de sobreponerse y el poder del perdón. Unos valores que ayudarán a los más pequeños a entender lo perjudicial que puede llegar a ser el rencor, que nos cubre como limo pegajoso y no nos deja ser libres, y nos recuerda a los mayores que el alma puede envenenarse con una facilidad alarmante y que muy pocos están libres de sucumbir a la malicia que impera en el mundo.

No sé si Mary ha sido consciente de esta simbología al escribir el libro, pero me ha resultado muy interesante cómo la ha llevado a cabo.

¿Recomendaría este libro?

Como ya habréis deducido, es un libro que merece mucho la pena leer. El estilo narrativo es limpio, pulido. Con un buen manejo del léxico y muy cuidado, ya que se puede apreciar el conocimiento de Mary por algunos términos que salen, pero también vemos cómo adapta este lenguaje a uno más «accesible» para que los pequeños puedan entenderlo. Por lo tanto, y como ya adelanté, se lee muy bien.

Recomiendo mucho este libro para todos aquellos que quieran leer una historia de fantasía entretenida, con elementos típicos del género y que les encanten las historias de criaturas mitológicas. Asimismo, para todos aquellos que tengan niños, conozcan a jovenes apasionados por la lectura, quieran regalar un buen libro a los más pequeños, este es una opción perfecta. Yo diría que el rango de edad objetivo se encuentra entre los 7 y los 13 años, aunque, ya lo he dicho, es una buena lectura para todo el mundo.

Te dejo, como siempre, el enlace al libro y espero que le des una oportunidad. ¡Seguro que no te defrauda!

¿Te ha gustado la reseña? ¿Te atraen las historias de criaturas mitológicas? Si es así, no temas comentar, estaré encantada de leer tus comentarios.

¡Nos seguimos viendo y os traeré más reseñas de buenas lecturas! ¡Felices letras!


Mis Obras

¡Sorteo internacional! ilustración digital personalizadA

¡Muy buenas a todos! Hoy traigo un sorteo para todos aquellos a quienes les gusten mis ilustraciones. ¡Participar es muy fácil, ya lo veréis! ¡Os dejo la información aquí!

🌕 SORTEO INTERNACIONAL DE

FREIS. AULLIDO 🌑
GANA UNA ILUSTRACIÓN EN DIGITAL

🌕 BASES:

✔ El sorteo se realizará entre los participantes que cumplan con los requisitos en las plataformas de facebook, instagram y twitter.
✔ El premiado recibirá una ilustración de libre elección que acordará conmigo en formato digital y con la calidad necesaria para su impresión o uso en distintas labores de imprenta o marketing.
✔ Fecha de cierre del sorteo: viernes 29 de mayo.

🌕 ¿CÓMO PARTICIPAR?

✏ Comenta esta entrada y pon “participo”.
✌ Si compartes esta entrada en cualquiera de tus redes sociales tendrás doble participación.
✉ Envíame justificante de compra en digital, en libro de tapa blanda o descarga de KindleUnlimited de “Freis. Aullido” a vsaclae@gmail.com.
👉 Puedes encontrar la novela aquí ➡ https://bit.ly/2YHzph2

🌕 ¿QUÉ ILUSTRACIÓN PUEDO PEDIR?

La ilustración puede ser de un personaje (ya sea propio o de un libro, serie, película…), para una portada, criaturas fantásticas, de tu mascota, alguien especial, para un tatuaje…
❌ No se realizan escenarios o paisajes realistas.

💜 ¡Mucha suerte! 💜

¡Freis. Aullido ya disponible!

¡Hola, hola!

Tal y como anuncié ayer, ¡Freis. Aullido ya está disponible para su compra en amazon! Podéis encontrar el libro, tanto en formato digital como en papel (aunque este último seguramente estará disponible mañana) clicando en esta imagen:

¡Además, aprovecha la vista previa que te proporciona amazon para empezar a leer los primeros capítulos gratis!

Recuerda: ¡podrás adquirir el ebook por tan solo 2,99 € o leerlo gratis si estás suscrito a KindleUnlimited! Tanto si lo lees en digital, como si lo lees en papel, ¡espero que disfrutes de esta novela! Y, por supuesto, siéntete libre de dejarme tus comentarios si te ha gustado 😉

A %d blogueros les gusta esto: