Marca personal del escritor

Si existe algo que un escritor debe cuidar, esto es su marca personal. Esta no solo se compone del estilo propio de cada uno, sino también de pequeñas características o detalles que los lectores irán encontrando en todas y cada una de sus obras de una manera u otra.

Por ejemplo, soy de la convicción de que no todos servimos para escribir de todo. Esto se debe a cuestiones personales, sentimientos, maneras de expresión, vivencias y un largo etcétera de puntos individuales que influyen en lo que escribimos. Hay escritores con una gran creatividad e imaginación, capaces de crear mundos nuevos y criaturas extrañas, por lo que la fantasía será su género principal y, muy probablemente, todas sus obras lleven algún matiz fantasioso. Otros son más prácticos, otros más urbanitas, otros más contemporáneos… A otros les atraerá la historia y les fascinarán las tramas que se dieron en épocas pasadas y que originaron las consecuencias actuales… De este modo y por tales razones, creo lo mencionado anteriormente.

Además, un escritor que escribe absolutamente de todo, pierde la marca personal. Tal vez a algunos no les importe, pero para otros, como es mi caso, esto es muy importante. Ya no solo hablamos del estilo, es decir, nuestra forma de contar nuestras historias, sino también del qué se puede esperar de nosotros, ¿qué es en definitiva lo que ofrecemos? Por poner un ejemplo de esta marca, hablaré brevemente de mi caso. Mis obras se caracterizan por:

Contener fantasía, ya sea en todos sus subgéneros (épica, romántica, oscura, infanto juvenil…) o bien en una faceta sobrenatural (temática oscura, de terror, etc.).

Todos los universos manejan ideas que se entrelazan. Los de fantasía pura, siempre contienen el mismo sistema elemental (o las 13 magias como también las llamo) y en ellos siempre habrá batallas utilizándolas. Los sobrenaturales comparten las mismas ideas sobre oscuridad y tenebrosidad.

Todas mis obras se titulan con el nombre del protagonista como eje principal y el subtítulo es optativo, pero siempre, siempre, llevan el nombre.

Las portadas son ilustradas (en lo que, por el momento, a mí me concierne).

Estos son solo algunos ejemplos de la marca personal. Seguramente, tú también tendrás una si reflexionas un poco sobre lo que escribes. Recuerda que esto es lo que al final te convierte en un referente para lectores.

Para establecerla, basta con ser consciente de los patrones que solamos repetir, no escribir por modas o con el objetivo de hacer obras comerciales si este tipo de escritura no se nos da bien (porque será un desastre por falta de fluidez) y lo más importante, no se debe renunciar a ella, aunque puede evolucionar. Por ejemplo, hay escritores que son conocidos también por ser referentes en dos géneros, como Cortázar con su literatura contemporánea y sus cuentos.

¿Y tú? ¿Ya sabes cuál es tu marca personal?

 

3 Comments on “Marca personal del escritor

  1. Con tu permiso lo reblogueo. Me ha gustado mucho la entrada. He podido ver algunos retazos de la mía. Aunque, aún la tengo que pulir

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: