¿Escritor? ¿Qué es eso?

Nos encontramos, en la actualidad, en un siglo en el que la información se encuentra al alcance de todos con un solo click. Internet y las redes sociales también han permitido que nos podamos comunicar rápidamente y nos posibilita el compartir nuestras creaciones, trabajo e ideas con los demás. Esto, a su vez, promueve el intercambio de opiniones y en muchos casos el debate.
En el ámbito literario no es una excepción y, gracias a estas nuevas tecnologías, se dan a conocer cada día nuevos escritores. La duda nos asalta a la hora de definir qué se considera o qué es, realmente, un escritor. Mientras muchos defienden que un escritor es aquella persona versada en letras que se gana la vida gracias a ellas, otros apuestan porque un escritor es aquel que escribe independientemente de cómo lo haga. El eterno debate reaparece una y otra vez, llegando a ocasionar conflictos y discusiones. Pero, ¿qué es realmente un escritor?

Un escritor no es otro que aquel que escribe. El sufijo -or, al igual que -ora, -ero, -era e -ista, significa “oficio” o “persona que se encarga de” y añade este significado a las palabras a las que se une. Así, igual que un inspector se encarga de inspeccionar, una instructora de instruir y un pintor de pintar, un escritor se dedica a escribir. No obstante, ¿esto significa que todo el mundo puede ser un escritor? Sí y no.
Siempre hay que diferenciar lo que es un escritor al uso de un escritor profesional. Este punto es, a su vez, el que más controversia genera, puesto que aquellos que se ganan la vida como escritores profesionales no suelen ver con buenos ojos a los que intentan adentrarse en el mundo de la escritura profesional. Cualquiera está capacitado para escribir, es decir, todos tenemos la habilidad de plasmar nuestros pensamientos en letras. Sin embargo, la escritura es un arte y, como tal, requiere de práctica, compromiso y trabajo. Una persona puede convertirse en un escritor aunque no sea un gran conocedor de la lengua, pero el intentar exponer las ideas o los sentimientos sobre un papel o en un documento electrónico nos obligará, de manera indiscutible, a buscar diversas formas de expresión. Por lo tanto, un escritor se está formando continuamente. Aprende nuevas técnicas, nuevo vocabulario y experimenta hasta encontrar el género con el que se sienta más a gusto.
Ahora bien, ser un escritor no es sinónimo de ser “un buen escritor” y esto, a su vez, no tiene por qué coincidir con el escritor profesional.

Un buen escritor se caracteriza, fundamentalmente, en el dominio de la lengua y sus recursos a la hora de escribir, en la originalidad de sus ideas y en la gran capacidad de transmitir por completo el mensaje al lector. Ya sabemos que entre ambos, emisor y receptor o escritor y lector, debe construirse una relación tan íntima que permita a este último sentirse identificado y fundirse con aquello que está leyendo. Debido a esto, aunque existen infinidad de escritores, no todos son bien valorados, puesto que sus relatos o novelas no son comprendidos o no atrapan a los potenciales lectores. Esto puede deberse a una gran cantidad de posibles obstáculos como, por ejemplo, una mala redacción, un tema muy repetitivo, una estructuración inadecuada, exceso de narración o de descripción, sintaxis compleja, contenido muy denso, etc.

Los escritores profesionales son aquellos que han convertido la escritura en su oficio y, gracias a esta, se ganan la vida. En la actualidad, es muy complicado convertirse en uno de ellos, pero no es imposible. El requisito fundamental para abrir el camino es que te den una oportunidad y lean lo que escribes. Si eres un buen escritor, probablemente, lo detectaran. No obstante, también es necesario que señalemos que, en algunos casos, un buen padrino es el encargado de lanzar a escritores que, tal vez, no tengan tanto dominio de la lengua ni sean tan originales, pero les han sabido vender bien su producto. Para la gran mayoría el camino se hace complicado, pero no por eso se debe dejar de escribir si a uno le llena.

Para finalizar, quiero resaltar algo que creo muy necesario y es el concepto de humildad. Debemos ser humildes para leer, para escribir y, en definitiva, para aprender. Alguien que cree que lo sabe todo y que está por encima del resto no es un buen escritor porque, rechaza el aprendizaje que debe imperar día a día y se preocupa más de lo que otros escriben que de sus propias creaciones. Un buen escritor vive ilusionado con sus obras y un escritor profesional no necesita desangrar a otros porque, ya tiene su público.
Además, ser un escritor no implica la obligación de escribir para alguien más. Con el simple hecho de escribir para uno mismo sirve. Recordemos que la escritura es puramente humana y es algo que llevamos con nosotros, la pongamos en práctica o no.

Si eres un escritor, disfruta de lo que haces y no te obsesiones con el éxito, pues es el camino más rápido hacia la amargura. ¡Claro que puedes opinar y debatir con otros! Ayudar y realizar críticas constructivas siempre es positivo, así como recibirlas y aprender de ellas. No obstante, mi consejo es que no pierdas el tiempo criticando a otros porque, puede que vendas algún libro o tu entorno te diga que escribes muy bien. Seguramente, mientras lo haces, los demás estarán mejorando día a día y te superarán sin que te des cuenta de ello.

Ahora que ya hemos hablado un poco sobre este tema tan controvertido con el que podríamos llenar páginas, ¿qué piensas tú? ¿también eres escritor? ¡Mucho éxito en el camino que construyan tus letras!

libroypluma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: